Sexo swinger: ¿prestarías a tu pareja?

Una forma de vida que implica confianza y seguridad en uno mismo. Aquí los celos no tienen cabida. ¿Podrías con el paquete?

El movimiento sexual swinger tuvo su apogeo en los Estados Unidos, durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, se cree que siglos atrás Benjamín Franklin ya lo practicaba, obviamente no tenía el nombre que hoy conocemos.

Sea como fuere, la teoría más popular del surgimiento del estilo de vida swinger apunta a los pilotos de la fuerza aérea estadounidense, cuando llevaron a sus mujeres a las bases militares. Tal parece que la alta probabilidad de morir en combate los llevó a practicar el intercambio de esposas como un desahogo, además de que no la dejaban “desamparada” en caso de que el marido muriera.

En 1950 este fenómeno fue descubierto por los medios de comunicación y lo llamaron “Wife Swappers”. Existen varias teorías sobre las causas del cambio de nombre, pero se cree que la más certera apunta a que un ministro religiosos los llamó swingers porque iban de una cama a otra.

Los swingers comenzaron a hacerse notar en los años noventa, aunque fue hasta el 2000 que se pusieron de moda los bares enfocados en este tipo de prácticas. Regularmente en estos sitios no se aceptan curiosos, turistas sexuales de una sola noche o mirones. El requisito es asistir siempre con la pareja y que sea por consentimiento mutuo.

Evidentemente en este tipo de relaciones sexuales es muy importante la comunicación de la pareja porque los celos son inaceptables. De lo contrario, sería muy fácil que se rompiera el lazo que los une. El objetivo es lograr una alternativa sexual, no una fuente de conflicto.

La vida swinger es para parejas con mentalidad abierta y consolidadas. En términos generales existen de dos tipos:

-Soft swinger: No hay contacto sexual, es decir, no hay penetración por terceros a esposas. Sólo comparten el cuarto, pero cada pareja en su propia cama viendo y siendo vistas por la otra.

-Hard swing: Se vale todo, previamente acordado por las parejas involucradas e incluye penetración, tanto vaginal como anal, juguetes, tríos de dos hombres con una de las mujeres o de ellas dos con un varón, voyerismo, sexo oral, etcétera.

-Sexo en grupo: Hay sexo con múltiples compañeros en un mismo lugar.

Fuente: http://www2.esmas.com/salud/sexualidad/649322/sexo-swinger-prestarias-tu…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s