En Galicia también se habla del rejuvenecimiento de los Swingers

Los “swingers”, o las personas que practican el intercambio de parejas, cada vez son más jóvenes en Galicia. Desde hace unos años, esta práctica, denominada “swinging”, hasta ahora asociada a gente mayor de 40 o 50 años, está ganando terreno entre los que tienen menos de 30. De hecho, también ha crecido el número de locales de ambiente liberal en la comunidad. En total, son seis los clubes a los que estos desprejuiciados suelen asistir.
José Luis Varela, dueño del club “New Kisses”, en Ponteareas, está seguro de que “desde hace tres o cuatro años se está notando esta tendencia”. “Está claro que la modalidad está aumentando entre la gente más joven”, comenta, aunque también recuerda que el “grueso” de la clientela de su local sigue siendo de “personas entre los 30 y los 50 años”.
Pero, ¿cuál es el motivo de este rejuvenecimiento? Varela tiene una teoría: “Creo que las nuevas tecnologías ayudan a tener más información. Antes era un tema tabú y solo venía al que le picaba la curiosidad”.
Otro de los locales que ya llevan varios años en la provincia de Pontevedra es “Noches D´embrujo”. Situado en Canido (Vigo) se denominan a sí mismos como un “circulo privado de ambiente iberal”. María, su dueña, también ha notado el incremento de las peronas de ese rango de edad que se pasan por su local. “Es algo que funciona y no solo vienen a tomar algo y conocer a gente buena, el sexo también existe”, indica.


El club más actual de la provincia es “La Casa de Barro”. Situado en la localidad que da nombre al club, lleva algo más de un año en funcionamiento y su dueño, Fernando Lacasa, tiene 32 años. “Aquí tenemos un ambiente muy de ese estilo, con música house y con gente joven, divertida y culta. Somos el club más joven de Galicia y nacimos con la idea de no parecernos al ambiente más clásico, puesto que no estamos conformes con eso”, explica, y añade que no está seguro de que lo suyo sea “tendencia”, pero tiene claro que son “distintos”.
Uno de los puntos en los que se diferencian de otros locales en los que se practica esta modalidad es el nivel de sexo entre sus cuatro paredes. “Nosotros no sexualizamos la sala. Aquí nos gusta pasarlo bien y estar a gusto para poder conocer a otras personas. Además, los chicos solos no pueden entrar”, concreta Lacasa.
Los otros tres locales a los que se pueden dirigir las parejas más liberales están en la provincia de A Coruña y en Portugal.
El más reciente de todos ellos es “Liberty Dreams,” regentado por una gallega, Ana Domínguez, en la localidad fronteriza de Valença. “Aquí notamos un incremento claro entre las personas menores de 30 años. La juventud viene a pasarlo bien y no están para nada intimidados. Quieren probar cosas nuevas”, comenta Domínguez, que, al igual que José Luis Varela, apuesta por internet como una de las causas del aumento del interés y de la pérdida de tabús.
El incremento de información es una de las causas que apuntan desde el club “Dos + Dos”, situado en Santiago de Compostela. “La verdad, llevamos 16 años funcionando y notamos un incremento de este tipo de clientela, aunque no es que sea algo exagerado”, indica su dueño, que prefiere no facilitar su nombre. Ana M., del local coruñés “Privado Eclipse”, cree que “cada vez son más” las personas de esa franja de edad que se pasan por su local y especula con un aumento en la publicidad que se hace del mundo swinger como causa principal y apunta que “el cliente clásico busca intercambio con parejas estables y los jóvenes quieren algo más esporádico”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s